Se redobló la seguridad policial para el concierto de Metallica

Publicado en Conciertos, Metal, Rock el Ene 19, 2010

Alrededor de 700 policías custodian los alrededores del estadio de San Marcos para brindar seguridad a los asistentes al concierto de la banda de heavy metal Metallica, que se llevará a cabo esta noche, informó el jefe de la División Territorial Centro, coronel PNP Norberto Hernán Montellanos.

“En un principio bordeaba los 400 efectivos policiales, pero tuvo que incrementarse por disposición de la VII

Dirección Territorial Policial Lima, debido a la gran concurrencia de público que, incluso, ha acampado en los exteriores del recinto deportivo”, manifestó Montellanos.
Asimismo, manifestó que la seguridad está garantizada, ya que se ha dispuesto un plan operativo en la zona periférica y de afluencia de público con el fin de que no ocurran hechos que alteren el orden público, teniendo en cuenta que este evento musical coincide con el paro convocado por un sector de transportistas.
Montellano, explicó que la Policía Montada también estará presente, así como canes que reforzarán los dispositivos de seguridad para este mega concierto.

También, indicó que agentes de seguridad privados se encargarán de la seguridad al interior del estadio, que albergará a cerca de 50 mil personas, según los organizadores.
Por otro lado, detalló que se ha restringido el paso vehicular por la avenida Ramón Herrera, que será utilizada como estacionamiento, también se ha limitado la circulación vehicular entre las avenidas Venezuela y Aurelio García, así como en el cruce de las avenidas Faucett y Venezuela.
Mientras que el cruce de la avenida Colonial con la calle Amézaga y la avenida Universitaria, se encuentran cerradas desde las 14:00. (Fuente: Andina)

METALLICA Y LA ORQUESTA SINFÓNICA DE SAN FRANCISCO -

Trackback URI | Comentarios en RSS

Deja tu comentario


  • You Avatar
    Mi nombre es Daniel y espero que este blog sea del agrado de todos ustedes. Es un blog hecho por un fanatico de la música que solo busca compartir sus conocimientos musicales y, porque no, aprender de otros mas experimentados.